La
nueva ley de emprendedores recién aprobado, después de explicar en el preámbulo
el porqué el legislador aprueba la Ley y sus motivos para hacerlo, comienza con
su articulado.

Los
tres primeros artículos nos indican el objeto y el ámbito de aplicación de la
Ley, así como que va a entender con Emprendedor esta Ley, es decir, establece
la noción de Emprendedor y lo define así, “Se consideran emprendedores
aquellas personas, independientemente de su condición de persona física o
jurídica, que desarrollen una actividad económica empresarial o profesional,
en los términos establecidos en esta Ley” , ósea que hay que leerse toda
la Ley para intentar encontrar la definición de emprendedor.

Los
tres disiguientes artículos, del 4 al 6, son unos de los más llamativos de esta
Ley, su título “Educación en el emprendimiento”, ya llama
poderosamente la atención, porque en dichos artículos, se establece, por una
parte la obligación de que en los planes de estudio se incorporen objetivos,
competencias, contenidos y criterios de evaluación de la formación orientados
al desarrollo y afianzamiento del espíritu emprendedor, a la adquisición de
competencias para la creación y desarrollo de los diversos modelos de empresas
y al fomento de la igualdad de oportunidades y del respeto al emprendedor y al
empresario, así como a la ética empresarial, literalmente, por lo cual ya,
además de ser una Ley empresarial introduce una modificación sustancial en los
actuales planes de estudio. Y por otra parte en el artículo seis Se indica
literalmente, “El personal docente que imparte las enseñanzas que
integran el sistema educativo deberá adquirir las competencias y habilidades
relativas al emprendimiento, la iniciativa empresarial, la igualdad de
oportunidades en el entorno empresarial, y la creación y desarrollo de
empresas, a través de la formación inicial o de la formación permanente del
profesorado”, lo cual obliga a una formación extra para los profesores, y
estos artículos van dirigidos a los estudios comprendidos desde la ESO hasta la
formación universitaria.

Con
estos 6 primeros artículos, ya comprobamos que, no solamente la Ley va a
modificar aspectos fiscales, mercantiles y laborales, sino que es una Ley que
introduce numerosos cambios y modificaciones en otros ámbitos jurídicos que
nada o poco tienen que ver con lo que normalmente entendemos por emprendedores.

En
los siguientes post, seguiré intentando explicar esta Ley que introduce, como
ya hemos dicho, infinidad de cambios e intentaré analizarlos desde mi
experiencia, para intentar desluar esta madeja de artículos complicados y que
en muchos caso, por culpa de la información en prensa y televisión, no están
tan bien entendidos como debería ser.

Rafa
Latorre.

www.rafalatorre.es